Menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Contenido de la página

Proyectos

La OEI y la Municipalidad de Naranjo inauguraron el primer taller del laboratorio educativo ambiental

La OEI y la Municipalidad de Naranjo inauguraron el primer taller del laboratorio educativo ambiental

14 de junio de 2022

Costa Rica

Educación

El viernes 10 de junio, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Municipalidad de Naranjo realizaron el primer taller del proyecto de observación ambiental con estudiantes del Liceo de Naranjo que se inscribe con el compromiso de ir convirtiendo a largo plazo la Finca “La Chiripa” en un área de preservación, investigación y educación.

La inauguración de este proyecto concreta el Convenio de Cooperación que suscribieron la OEI y la Municipalidad de Naranjo. Por su potencial hídrico, su fuerte biodiversidad y el compromiso visionario del gobierno local de adquirir hace más de dos décadas la finca “La Chiripa”, ubicada en la zona protectora del Chayote, este espacio natural reunía a todas las condiciones para albergar un escenario pedagógico de aprendizaje activo y concreto.  

 

Cerca de 30 estudiantes del Liceo de Naranjo se reunieron a las 7:00 a.m. con el personal docente y staff de la OEI para introducir las principales orientaciones del proyecto. A las 8:00 a.m., se empezó un recorrido de varios kilómetros encabezado por el guía Sr. José Mario Elizondo Retana, colaborador de la Unidad Técnica de Gestión Ambiental de la Municipalidad y encargado de proyecto de investigación de vida silvestre en la Zona Protectora del Chayote, y con la presencia de autoridades locales, el alcalde y la vicealcaldesa de Naranjo, Don Juan Luis Chaves y Sra. Gabriela Murillo Fonseca. Durante las tres horas y media de caminata, los escolares pudieron realizar observaciones sobre la biodiversidad y la importancia de preservar el medio ambiente.  

 

Este taller pretende mejorar la comprensión de los desafíos del desarrollo sostenible y de sus vertientes en la escolaridad naranjeña. El escenario pedagógico permitió abordar las consecuencias de las acciones humanas en la naturaleza y en los animales. La biodiversidad se sustenta en un equilibrio que cada individuo tiene que actuar para preservarlo.   

Después del recorrido, los estudiantes regresaron a su centro educativo con la sensación de haber experimentado una experiencia escolar singular, memorable y perdurable. La realización de acciones concretas similares es imprescindible para el desarrollo de una cultura de desarrollo sostenible desde la juventud y las comunidades.  

Hasta finales del próximo mes de agosto, se realizarán cinco talleres más con centros educativos naranjeños para mejorar la comprensión del cambio climático en su entorno y la importancia de preservar el medio ambiente.  

Pie de página
La OEI utiliza cookies propias y de terceros para fines funcionales y analíticos.

Pulsa el botón Aceptar para confirmar que has leído nuestra Política de cookies y aceptar todas las cookies. Para administrar las cookies haz click en Configurar. Para deshabilitar todas las cookies haz click en Rechazar.