Menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Contenido de la página

Con la participación de niñas y niños, proyecto ganador en México de la II edición del Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos incide en la difusión de los derechos humanos y la cultura de paz

Con la participación de niñas y niños, proyecto ganador en México de la II edición del Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos incide en la difusión de los derechos humanos y la cultura de paz

08 de julio de 2021

México

Educación | Derechos Humanos

En 2017 “Mi escuela promoviendo la paz”, liderado por la Mtra. Azalea Martínez Navarro, fue reconocido con el primer lugar en la categoría A de la fase nacional. Actualmente el proyecto se denomina “Educando para la Paz, por un San Luis sin violencia” y con él se busca que niños y niñas promuevan los derechos humanos.

En 2015, la Fundación SM y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) crearon, con el lanzamiento de su primera convocatoria, el Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos Óscar Arnulfo Romero para reconocer el trabajo de instituciones educativas y de la sociedad civil que actúan de forma ejemplar en la defensa y promoción de los derechos humanos a través de la educación.

Dos años más tarde, en 2017, a través de su segunda convocatoria en la fase nacional se reconoció con el primer lugar de la categoría A al proyecto “Mi escuela promoviendo la paz” de la Escuela Antonio Soto Solís que, basado en el Plan de Derechos Humanos de los Niños, buscaba que niños y niñas ejercieran su labor como promotores de derechos humanos con sus compañeros de escuela, fomentando el respeto y la promoción de la paz.

 Este proyecto, liderado por la Mtra. Azalea Martínez Navarro ahora lleva por nombre “Educando para la Paz, por un San Luis sin violencia”, y ha servido como impulso para la reforma del artículo 26 de la Ley de Prevención y Seguridad Escolar del Municipio de San Luis Potosí, aprobada en mayo del 2017. Actualmente, en colaboración con el Ayuntamiento de San Luis Potosí y la Unión Europea, trabajan en 21 colonias ubicadas en zonas de alta incidencia delictiva o en zonas rurales no delegacionales, permitiendo que 70 niñas y 92 niños se conviertan en promotores del programa.

Con este proyecto, la Mtra. Martínez sostiene que se ha brindado mayor legitimidad y consenso, se han establecido niveles de interlocución más fluidos y continuos con las autoridades y se favorece la corresponsabilidad entre los actores estratégicos que integran las comunidades, fortalecen la cohesión social y la democracia.

Para la Mtra. Azalea esta iniciativa tuvo como fin “generar una cultura de paz al interior de los planteles de educación básica y con ello fortalecer el tejido social y las buenas prácticas educativas”:

Este proyecto, que forma parte del Programa Prevención de las Violencias y la Delincuencia (PREVIDE), ha sido reconocido y presentado en otras instancias internacionales: en 2016 fue reconocido por la Unión Europea y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), en el marco del Laboratorio de Cohesión Social II; en 2018 y 2019 se presentó en el VIII Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia y en el Congreso Internacional de Educación y Aprendizaje, respectivamente.

En la OEI destacamos la implementación de este importante programa en el estado de San Luis Potosí a partir de una iniciativa que nació en escuelas de educación básica y que fue reconocida como la mejor a nivel nacional, en la segunda edición del premio.

 

La cuarta edición del premio

En su cuarta edición, el Premio Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos Óscar Arnulfo Romero convoca a centros escolares y organizaciones de la sociedad civil de 22 países de la región a participar en su convocatoria, abierta hasta el 31 de julio de 2021.

En esta edición se recibirán proyectos que trabajen por el impulso de una educación con enfoque en los derechos humanos centrados en la construcción de paz, la convivencia o contra la discriminación, entre otros, y se valorarán aquellas iniciativas que tengan que ver con el derecho a la salud y cómo afrontar o aliviar la situación de pandemia producida por la COVID-19, atendiendo aspectos como la seguridad en las escuelas o la mitigación, prevención y el autocuidado en las aulas.

Las iniciativas seleccionadas en cada categoría durante la fase nacional participarán en la fase iberoamericana; en donde las dos mejores iniciativas por cada categoría: centros escolares y organizaciones de la sociedad civil, recibirán un galardón de 5 mil dólares cada una.

Pie de página
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información