Menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Contenido de la página

En el Día Internacional de los Museos, la OEI exalta la resiliencia de los museos iberoamericanos frente a los desafíos de la pandemia

En el Día Internacional de los Museos, la OEI exalta la resiliencia de los museos iberoamericanos frente a los desafíos de la pandemia

18 de mayo de 2021

Secretaría General

Cultura

Hoy, 18 de mayo, se conmemora el Día Internacional de los Museos, una ocasión para poner en valor el papel fundamental de estos templos de la cultura y la memoria de los pueblos, especialmente afectados por la crisis del coronavirus. Más de 7 mil museos iberoamericanos tuvieron que cerrar sus puertas en 2020, de acuerdo con un estudio realizado por la OEI junto con otras cuatro organizaciones de la región.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) se suma este 18 de mayo a la conmemoración del Día Internacional de los Museos, fecha en la que cada año, alrededor del mundo se ponen de relieve los retos a los que se enfrente la comunidad museística global, y que este año está marcada por la evaluación del impacto que deja la crisis del coronavirus en estos importantes recintos culturales.

En ese sentido, a finales del 2020, se presentaron los resultados del informe Evaluación del impacto del covid-19 en las industrias culturales y creativas, una iniciativa conjunta del Mercosur, Unesco, BID, Segib y OEI, en el que las cinco organizaciones internacionales unieron esfuerzos para conocer el estado de la cultura a partir de la incidencia de la COVID-19 en la región. Las cifras fueron muy críticas:  7.516 museos vieron sus puertas cerradas y, para junio, la cancelación de actividades había alcanzado al menos al 83% de los espacios culturales de la región, incluidos los museos.

La OEI de la mano de los museos iberoamericanos 

Para contribuir a paliar esta situación, la OEI ha apoyado iniciativas para promover la recuperación de los museos de la región tras la vuelta escalonada de la presencialidad en muchos países a partir de este año. Así, por ejemplo, por medio de un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de Rio de Janeiro, la OEI en Brasil ha asumido la gestión del célebre Museo de Arte de Rio de Janeiro (MAR), ubicado en la zona portuaria de la ciudad, el cual ha vuelto a abrir sus puertas con una extensa programación cultural para los residentes y visitantes de la ciudad carioca.

Con la gestión de la OEI, el MAR consolidará como uno de sus principios el establecimiento de estrechas relaciones con el contexto social, cultural y medioambiental que lo rodea. Gracias a su privilegiada ubicación al lado del Morro da Conceição –una de las zonas más antiguas de la ciudad, que alberga una comunidad centenaria de aproximadamente 900 casas– y consciente de la importancia histórica de la región, el MAR pretende tener una relación estratégica con las actividades del proyecto de revitalización de la zona portuaria, con actividades lúdicas y educativas, de la mano de los residentes de la zona, especialmente los niños y jóvenes.

Museo de la Palabra y la Imagen: un ejemplo de resiliencia

Con la llegada de la crisis de la pandemia a El Salvador, la primera acción que desarrolló el Museo de la Palabra y la Imagen fue el lanzamiento de la campaña «Memorias de la Pandemia», que incentivó a la ciudadanía a entregar testimonios de vivencias durante la cuarentena, contenidas en escritos breves, fotos, videos, audios o dibujos. La masiva participación de la ciudadanía permitió construir un Archivo Histórico que refleja cómo el Estado y la ciudadanía respondieron ante los estragos de la pandemia, el cual servirá de base para la realización de publicaciones, audiovisuales y una exposición museográfica.

De acuerdo con los principios que rigen el museo, estos espacios deben cumplir el rol de ser un centro de interpretación del presente desde las lecciones del pasado, aportando a la reflexión crítica, fortaleciendo ciudadanía comprometida con la vida y la transformación social, asumiendo la responsabilidad sobre la observancia y monitoreo de esos derechos, además de velar porque jamás se establezca el olvido.

Es así como, paralelamente, durante el confinamiento, el personal del museo fortaleció sus plataformas digitales, liberando publicaciones y recursos audiovisuales en apoyo a las clases virtuales que estableció el Ministerio de Educación en el país, a través de un repositorio digital. Desde octubre del 2020, este museo es el único abierto al público en la ciudad de San Salvador, aplicando un protocolo de bioseguridad.  

En reconocimiento a estas iniciativas, el Museo de la Palabra y la Imagen recibió uno de los Premios Ibermuseos en Educación, escogido entre 210 proyectos provenientes de diferentes países iberoamericanos, una iniciativa de Ibermuseos, un programa apoyado por la OEI.

Pie de página
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información