Menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Contenido de la página

“Lectura en Movimiento. Los textos circulan por la ciudad”. Contagiando el placer de leer y escuchar poesía.

“Lectura en Movimiento. Los textos circulan por la ciudad”. Contagiando el placer de leer y escuchar poesía.

23 de abril de 2019

Secretaría General

Considerando que el 23 de Abril se conmemora el día del libro, una buena forma de celebrarlo es detenerse a pensar las diversas formas en que se llevan adelante las políticas públicas relativas al libro y la lectura. Y, sobre todo, en cómo éstas a…

Considerando que el 23 de Abril se conmemora el día del libro, una buena forma de celebrarlo es detenerse a pensar las diversas formas en que se llevan adelante las políticas públicas relativas al libro y la lectura. Y, sobre todo, en cómo éstas asumen la lectura como derecho; cómo promueven la competencia lectora para el desarrollo integral de niños, niñas y jóvenes; y cómo logran los objetivos de equidad e igualdad de oportunidades.

Una buena práctica es tal por representar un conjunto coherente de acciones que ha dado buenos resultados en un contexto en particular y que es pasible de ser replicada en otros sectores similares con los mismos resultados.

En general, cuando pensamos en la manera en que las políticas públicas se llevan adelante y en las buenas prácticas, los primeros que vienen a la mente son espacios como la biblioteca, las escuelas, las universidades y otros dispositivos de educación formal .

Sin embargo, las políticas públicas como acciones de gobierno con objetivos de interés público se encuentran dirigidas y tienen como beneficiarios a la ciudadanía en su totalidad; y los espacios académicos se encuentran lejos de poder representar esta totalidad.

Por lo tanto, y no en desmedro de los espacios formales, es necesario llevar adelante acciones y estrategias que se encuentren lo más cerca posible de la sociedad y que se parezcan más a esta y a su movimiento.

Una forma de cumplir este propósito es mediante las campañas de promoción de la lectura en el entorno público. Estas no solo fomentan la creación de hábitos de reflexión, análisis y concentración, sino que también habilitan a que todos los ciudadanos accedan a la literatura y al libro.

María Héguiz, narradora social, nos habla de la importancia de la compartir el libro “en la vivencia de la voz, como experiencia transformadora capaz de humanizar hacia un mundo que nos incluya a todos”. Esta es lo que debe tener en cuenta una política pública cultural que quiera tener un impacto efectivo a nivel social.

A modo de ejemplo, recientemente durante el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) realizado en la Ciudad de Córdoba, Argentina, se llevó a cabo la campaña  “Lectura en Movimiento. Los textos circulan por la ciudad”. Teniendo en cuenta lo expuesto, éste evento puso de manifiesto e informó del valor y el aprecio que el ciudadano de a pie le da a las situaciones en las que, como en este caso, la poesía, la palabra se sacude el polvo de la academia y sale a la calle.

Lectura en Movimiento se basó entonces en la lectura en voz alta y en la entrega a la mano de poesías de autores iberoamericanos a los transeúntes y viajeros de las diversas líneas de ómnibus. 

Otro de los componentes de la campaña fue la lectura digital. Por ello, los ómnibus de la ciudad contaron con carteles con códigos QR de libros de bibliotecas virtuales para que los pasajeros pudieran acceder a diversos textos de  la Biblioteca Digital del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Argentina y a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Y las postales entregadas contaban con un código QR para acceder a un cuadernillo que compila la totalidad de los poemas que se repartieron en formato postal en las líneas de ómnibus como parte de las acciones de la campaña: Iberoamérica Lee - Poesía.

Los voluntarios lectores que formaron parte de la campaña, asistidos cada día por músicos con diversos instrumentos llevaron la poesía a un lugar de tránsito, de preocupación, de aburrimiento y de hastío y lograron el gran acontecimiento: que ciudadanos y ciudadanas, incluso aquellos más olvidados y en situación de calle, voltearan la cabeza y se detuvieran a escuchar a alguien leyendo.

Como experiencia enriquecedora que fue, el movimiento de las palabras no solo se dio de voluntarios a ciudadanos, sino que los primeros también pudieron conmoverse y disfrutar en aquellos momentos en que espontáneamente los transeúntes también decidieron leer en voz alta poniendo en evidencia que, cuando la palabra llega, es siempre bien recibida.

Mariano Jabonero, Secretario General de la OEI, presenta el cuadernillo Iberoamérica Lee - Poesía diciendo: “Junto a Félix Pita Rodríguez, poeta cubano, consideramos que “La poesía es un silencio que alguien de oído muy fino escuchó”. Todos, tras leer su representación escrita, tenemos la posibilidad de poder sentirlo. Por ello les invitamos a disfrutar de los sonidos y silencios que las grandes voces iberoamericanas nos aportan y poder sumarnos a la promoción de la lectura en el Festival de la Palabra del CILE 2019”.

Lectura en Movimiento llevó el valor de las palabras compartidas a la vida cotidiana, a las calles de la Ciudad de Córdoba, contagiando el placer de leer y escuchar poesía.

 

Ignacio Hernaiz con la colaboración de Andrea Talamoni y Virginia Desmoures.

Pie de página
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información