Aquí comienza el menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Aqui comienza el contenido

Oficina nacional de la OEI en Brasil

La oficina nacional de la OEI en Brasil tiene 16 años de actuación.  En el año 2001, se firmó el acuerdo para el establecimiento de la oficina de la Organización en el país, que entró en vigor en 2004, según Decreto No 5128 de 2004, tras ser aprobado por el Congreso Nacional. Gracias al trabajo arduo de la OEI en Brasil dedicado a la cooperación internacional, nueve años después, logra su sede brasileña definitiva, en el año 2013,con el Decreto No 8289 de 25 de julio de 2014.

Desde entonces, se han conseguido muchos logros en el ámbito de la cooperación. Por una parte, la OEI ha seguido avances importantes en la educación brasileña, que incluye una gran reforma en la educación básica. Y, por otra parte, la OEI ha avanzado en la cooperación internacional con Brasil, ampliando de forma paulatina las acciones y proyectos a nivel nacional, en un territorio marcado por sus dimensiones continentales y culturas diversas. En el campo de la educación, las iniciativas van desde la Educación Superior a la evaluación de las políticas educativas brasileñas, en especial aquellas orientadas a la gobernanza, educación continua, alfabetización e inclusión.  

En el ámbito cultural, la OEI y Brasil trabajan juntos con el fin de fortalecer la economía creativa, los museos brasileños, desde la promoción a la capacitación técnica y sostenibilidad. Se suman las iniciativas en educación y cultura, proyectos y acuerdos en ciencia e innovación, además de la promoción de residencias artística. Con relación al medio ambiente, la Organización ha intervenido en estrategias del programa de neutralización de áreas degradadas y en el combate a la desertificación. En el sector pesquero de Brasil, la OEI ha contribuido con acciones al desarrollo sostenible de la pesca. Se destacan las alianzas que perduran hasta hoy, con el fortalecimiento institucional en el ámbito del Gobierno Federal. El trabajo conjunto del país y la representación de la OEI se refleja en el Premio Nacional de Educación en Derechos Humanos. La relevancia de la acción logró que, en 2015, la Secretaría General de la OEI lo expandiera, transformando la iniciativa en un Premio Iberoamericano.  

La OEI trabaja a favor de la población iberoamericana, un afán que se destaca por el compromiso incuestionable con la mejora de la calidad de la educación y el desarrollo científico y cultural. La misión de la OEI en Brasil es hacer que el país sea un integrante de la organización cada vez más expresivo en el ámbito iberoamericano.  

 




Pie de página Pie de página