Menú de navegación

Saltar al contenido Saltar al mapa del sitio
Contenido de la página

Educación

Programas

Primera Infancia

PROGRAMA DE TRABAJO

Desde el Programa Primera Infancia diseñamos e implementamos proyectos orientados a la mejora de la calidad y la equidad de los servicios de cuidado y educación de los niños pequeños basados en cinco componentes centrales:

  1. Producción de información sobre la situación educativa y social de la infancia en el país.

  2. Formación/Capacitación de funcionarios de distintos niveles de gobierno, así como del personal que se desempeña en las instituciones educativas y de cuidado: docentes, equipos directivos; auxiliares, docentes especiales, auxiliares docentes indígenas, entre otros.

  3. Asistencias técnicas a las gestiones nacional, provinciales y municipales. Las orientaciones técnicas se basan en la identificación de los principales problemas de los servicios (definidos en base a la producción de información propia, de organismos gubernamentales y no gubernamentales y del ámbito académico) e incluyen la definición de alternativas de políticas para superarlos.  En la actualidad, Verona Batiuk, Experta del Programa Primera Infancia, participa de la Mesa académica del “Plan de Desarrollo Infantil Temprano para los primeros 1000 días” organizada por el Consejo Nacional de Políticas Sociales y de la Mesa de Especialistas de Educación “Desde la cuna” organizada por el Ministerio de Educación Nacional. 

  4. Dotación de materiales pedagógicos a centros de cuidado y educación. Realizamos dotaciones directas de equipamiento didáctico y bibliográfico a instituciones que participaron de nuestros proyectos que incluyeron: a) Documentos de apoyo a la enseñanza producidos por el Programa Primera Infancia, b) bibliotecas, c) juegos y juguetes y d) bibliografía sobre enseñanza en el Nivel Inicial destinada a docentes y equipos directivos.

  5. Evaluación de procesos y resultados alcanzados a través de la implementación de nuestros proyectos.

 

Nuestras prioridades


Argentina como el resto de los países de la región es un Estado con importantes niveles de desigualdad social y con una alta proporción de la población en situación de pobreza, proporción que se incrementa al considerar la franja etaria 0 a 6. 

Todos nuestros proyectos están orientados a población que se encuentra en situación de vulnerabilidad social, atendiendo especialmente a población del ámbito rural y de comunidades indígenas. 

Desde el punto de vista de la distribución territorial las prioridades registran coherencia con dichas poblaciones: nos concentramos en las regiones del Noreste y Noroeste (las que presentan los indicadores sociales y educativos más críticos del país) y en la provincia de Buenos Aires (que concentra el 40% de la población de Argentina), en particular en el conurbano bonaerense. En este sentido hemos trabajado con las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, Salta y Buenos Aires (en los partidos de Tigre, La Matanza, Tres de Febrero y las ciudades de Bahía Blanca e Ingeniero White). 

 

 

Nuestros proyectos son producto de un trabajo cooperativo entre varias instituciones, el principal aliado estratégico es UNICEF Argentina. También trabajamos a través de la contratación de servicios de transferencia de la Agencia oficial Nacional de Investigaciones Científicas CONICET, y con fundaciones entre las que se encuentran: la Fundación Arcor, Navarro Viola, Bunge y Born, Asociación Civil Educación para Todos. 

Siguiendo nuestro objetivo de mejorar la calidad y la equidad del cuidado y la educación de la primera infancia nuestros proyectos se orientan al trabajo sobre dos temas de destacada importancia para el desarrollo y aprendizaje infantil según la literatura especializada:

el juego y el desarrollo lingüístico y cognitivo y la alfabetización temprana.

En el caso de desarrollo cognitivo y lingüístico las investigaciones muestran que un niño a los 6 años tiene una disponibilidad de vocabulario entre 6000 y 14.000 palabras y que esas diferencias se explican centralmente por el clima educativo del hogar, por las oportunidades educativas que esos niños han tenido. En un contexto en que los gobiernos han hecho enormes esfuerzos y siguen haciendo esfuerzos por incorporar cada vez más tempranamente a los niños al sistema educativo es muy importante focalizarse en los procesos de alfabetización temprana y familiar, que resultan críticos para achicar las desigualdades educativas.

En lo que respecta a juego, se reconoce que los niños que están en situación de vulnerabilidad social no tienen la misma disponibilidad material de juegos y juguetes para jugar que los niños de hogares de ingresos medios y altos; no cuentan con la misma disponibilidad de tiempo ocioso para jugar; sus familias no necesariamente están orientadas en pautas de crianza en las que el juego ocupe un lugar destacado. Según estudios propios (Batiuk y Coria, 2015) en las instituciones educativas se registra una distancia considerable entre las declaraciones de los agentes y docentes sobre la importancia del juego para el desarrollo integral infantil y su presencia en las prácticas. Las propuestas que suelen presentarse resultan poco alineadas respecto de lo que establecen las pautas académicas y curriculares.

 

 

Pie de página
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información